Abdiel Ayarza, sinónimo de fuerza y talento

Abdiel Ayarza sonríe y festeja, sus compañeros lo abrazan. El jugador panameño está viviendo un momento sublime. El último fin de semana, Ayarza anotó dos goles y fue el artífice del triunfo de Cusco FC. Una victoria que no sólo suma tres puntos y los ubica en el primer lugar, es más que eso, porque sus goles han alimentado la ilusión de un pueblo que anhela observar al equipo de sus amores retornar a la máxima división de nuestro fútbol.

Ayarza, es un habiloso mediocampista que se impone en el círculo central de un campo de juego. Su buena relación con el balón y su amplía estatura que llega al 1.90m lo ha consolidado en nuestro balompié, despertando el interés de importantes clubes de la capital, pero el seleccionado panameño decidió apostar por nuestra institución, para brillar como el ‘dorado’ de nuestros colores y vaya que lo está logrando.

Su capacidad ofensiva y su buen olfato goleador, lo ha convertido en el máximo goleador de Cusco FC con once tantos. Uno de los dos goleadores del torneo, y de los dos máximos influyentes de nuestro plantel. No sólo aporta dentro del campo, sino que su experiencia y ese don de liderazgo lo transmite entre sus compañeros.

El jugador nacido en la provincia de Colón, Panamá, ha formado esa personalidad sólida y de no dejarse vencer por los obstáculos, porque la vida no ha sido generosa con él:  trabajó desde muy chico para sostener a su familia, todo oficio era bueno y no hubo caída que lo detenga. Ha probado el sabor amargo de la pobreza, por ello su mensaje es siempre el de compartir, sin importar las cantidades o el tamaño.

Ayarza llegó a nuestro país para deleitarnos con su fútbol, ese que lo ha llevado a marcar cinco goles de cabeza y ser uno de los jugadores con más anotaciones por esa vía. Ser el único futbolista de haber marcado cuatro dobletes y tener un porcentaje de 38% de participación directa de gol.

Abdiel Ayarza sonríe y festeja, sus compañeros lo abrazan, no sólo por el buen momento que está pasando por Cusco FC, sino también por ser un luchador, porque esa fuerza y talento que ahora muestra dentro del campo de juego, también la utilizó desde niño para burlar los obstáculos y luchar por sus sueños, el cual es compartido por todo el pueblo cusqueño que de la mano de Ayarza y del resto del plantel, anhela con que muy pronto Cusco FC sea un equipo de primera.

Compartir en tus redes

Facebook

Instagram

Otras noticias

Menú